Una cucharadita de suelo del Amazonia rebosa de hongos

Por Helen Briggs, BBC

Cuerpos fructíferos de hongos en el suelo.
Imagen de Camila Duarte, BBC.
Una cucharadita de tierra del Amazonas contiene hasta 1,800 "formas" de vida microscópicas, de las cuales 400 son hongos.  Entre todas estas, se ha contado más de mil millones de individuos microscópicos en un suelo típico.

Esta población de microorganismos, gran parte invisible y oculta bajo tierra, tiene propiedades sorprendentes, que recién estamos comenzando a explorar, dicen los científicos.

La gran mayoría de los 3,8 millones de hongos estimados en el mundo aún no se han clasificado formalmente.  Sin embargo, los hongos son sorprendentemente abundantes en el suelo de la selva amazónica de Brasil.

Para ayudar a proteger la selva amazónica, que se está perdiendo a un ritmo cada vez más rápido, es esencial comprender el papel de los hongos, dijo un equipo de investigadores dirigido por el profesor Alexandre Antonelli, director de ciencias de los Royal Botanic Gardens, Kew.

"Tome una cucharadita de tierra y encontrará cientos o miles de especies", dijo. "Los hongos son la próxima frontera de la ciencia de la biodiversidad".  Éstos son generalmente obviados en los inventarios de biodiversidad, siendo poco visibles y en gran parte ocultos bajo tierra.  Se han evaluado menos de 100 tipos de hongos para la Lista Roja de la UICN, en comparación con más de 25,000 plantas y 68,000 animales.

Los hongos en el suelo de los países tropicales son particularmente poco conocidos. Para averiguar sobre el suelo de la selva amazónica en Brasil, los investigadores recolectaron muestras de suelo y hojarasca de cuatro regiones.  El análisis genético reveló cientos de hongos diferentes, incluidos líquenes, hongos que viven en las raíces de las plantas y hongos patógenos, la mayoría de los cuales son desconocidos o extremadamente raros. La mayoría de las especies aún no se han nombrado ni investigado.

Los hongos del suelo son de vida subterránea, pero al momento de reproducir, producen unas estructuras, generalmente, encima del suelo que son las que conocemos.
Imagen de Camila Duarte, BBC.


Se descubrió que las áreas de pastizales abiertos naturales, conocidas como campinas, son el hábitat más rico para los hongos en general, donde pueden ayudar a las plantas es estos suelos de baja fertilidad a absorber nutrientes.  Los hongos son esenciales para reciclar nutrientes y regular los niveles de dióxido de carbono, además de ser una fuente de alimentos y medicamentos.

La vida en los bosques y otros ambientes naturales no fueran posible sin la relación simbiótica que casi todos las plantas tienen con los hongos del suelo.  A través de estas simbiosis las plantas se aseguran un suministro adecuado de agua y nutrientes, y los hongos, a su vez, reciben de las plantas un suministro de carbohidratos formados por fotosíntesis.

"Es necesario incluir la biodiversidad subterránea en la agenda para futuros planes de acción de conservación", dijo la Dra. Camila Ritter de la Universidad de Duisburg-Essen en Alemania.

La investigación, realizada por equipos en el Reino Unido, Brasil, Alemania, Suecia y Estonia, se publica en la revista Ecology and Evolution.

___________
Adaptado de artículo de la  BBC del 27 de junio, 2020.  Ver artículo original.

Entradas más populares de este blog

Formación de montañas y monzones ayudan a crear zonas de alta biodiversidad

Cómo aprender sobre peces nos puede ayudar a salvar la Amazonia