El clima puede jugar un mayor papel que la deforestacion en la biodiversidad de bosques pluviales

 

Macaco de cola corta.
Foto de Erik Karits de Pixabay


Pequeños mamíferos en America del Sur ayudan a los científicos a notar patrones del bosque completo.

"Salvar los bosques" es un eslogan ágil, pero no cuenta la historia completa de lo complicado que es hacerlo. Antes de que los conservacionistas puedan apenas comenzar a restaurar hábitats y abogar por leyes que protejan la tierra de los cazadores furtivos y madereros, los científicos deben descubrir qué está vivo, qué está muriendo y qué patrones explican qué. Abordar estas preguntas, en otras palabras, averiguar qué impulsa la biodiversidad de una región, no es tarea fácil.

Mientras mejor midamos lo que hay en estas selvas tropicales, más probabilidades tenemos de encontrar patrones que informen los esfuerzos de conservación. Un nuevo estudio en Biotropica, por ejemplo, analizó un enorme conjunto de datos sobre pequeños mamíferos en América del Sur y encontró algo sorprendente en el proceso: que el clima puede afectar la biodiversidad en las selvas tropicales incluso más que la deforestación.

Noé de la Sancha, científico del Field Museum de Chicago, profesor de la Universidad Estatal de Chicago y autor principal del artículo, enfatiza que cambiar la forma en que medimos la biodiversidad puede descubrir patrones como estos.

“Cuando pensamos en la biodiversidad, generalmente pensamos en la cantidad de especies en un lugar en particular, lo que llamamos diversidad taxonómica”, dice de la Sancha. "Este documento tiene como objetivo incorporar mejores medidas de la biodiversidad que incluyen la diversidad funcional y filogenética".

La diversidad funcional analiza la biodiversidad en función de los roles que desempeñan los organismos en sus respectivos ecosistemas. En lugar de simplemente contar las especies en un área, los científicos pueden usar categorías: "¿Estos mamíferos comen principalmente insectos o principalmente semillas?" y "¿Viven sólo en el suelo del bosque o viven en árboles?" así como caracteres cuantitativos como el peso y el tamaño de la oreja, el pie y la cola, por ejemplo, para determinar y cuantificar cuántos roles ecológicos diferentes puede sostener un hábitat.

Mientras tanto, la diversidad filogenética analiza cuántas ramas del árbol genealógico de los animales están representadas en un área determinada. Según esta medida, una parcela de tierra compuesta casi en su totalidad por roedores estrechamente relacionados se consideraría mucho menos diversa que otra que albergaba una amplia gama genética de roedores, marsupiales y más, incluso si las dos parcelas de tierra tuvieran el mismo número de especies.

Así es como De la Sancha y colaboradores encontraron, basándose en medidas funcionales y filogenéticas, que si bien la deforestación causa extinciones locales, las variables relacionadas con el clima tienen un mayor efecto en los patrones de biodiversidad de los pequeños mamíferos en todo el sistema del bosque.

En otras palabras, si se tala una sección de selva tropical, algunos de los animales que viven allí podrían desaparecer de esa área, mientras que las mismas especies que viven en parches intactos de selva tropical podrían sobrevivir. Y los investigadores encontraron que, incluso si una especie desaparece de un área, diferentes especies que juegan un papel similar en el ecosistema tienden a reemplazarlas en otros parches de bosque y otras partes del sistema forestal. Mientras tanto, los cambios en el clima pueden tener grandes efectos radicales en todo un sistema de selva tropical. Este estudio encontró que una variable bioclimática que mide la temperatura media del cuarto más seco o, más simplemente, qué tan caliente es el bosque en su estación menos lluviosa, afecta la biodiversidad en todo el sistema forestal.
Bosque tropical.
Foto de Bishnu Sarangi de Pixabay

Saber que estas variables climáticas juegan un papel en la salud de la selva tropical puede ser preocupante. Este estudio y otros proporcionan una fuerte evidencia de los efectos del cambio climático en grandes ecosistemas, subrayando la urgencia de estudiar y proteger hábitats como el Bosque del Atlántico, el sistema forestal en América del Sur en el centro del estudio.

"Todavía tenemos tanto que no sabemos sobre tantas de estas especies, lo que subraya la necesidad de más trabajo de campo", dice de la Sancha. “Una vez que tengamos más especímenes, podemos mejorar la forma en que cuantificamos la diversidad funcional y nuestra comprensión de por qué estos pequeños mamíferos evolucionaron de la manera en que lo hicieron. A partir de ahí, podemos realizar un mejor seguimiento de la biodiversidad en estas áreas, lo que conducirá a mejores modelos y estrategias de conservación en el futuro ".


Basado en artículo del Field Museum de Chicago. Lea el original.

Lean mas en el artículo de biotropica 

de la Sancha, NU, Maestri, R, Bovendorp, RS, Higgins, CL. Disentangling drivers of small mammal diversity in a highly fragmented forest system. Biotropica. 2020; 52: 182195. https://doi.org/10.1111/btp.12745

Entradas más populares de este blog

Una cucharadita de suelo del Amazonia rebosa de hongos

Formación de montañas y monzones ayudan a crear zonas de alta biodiversidad

¿Cuáles son los beneficios de los humedales?