Haití perderá todos sus bosques primarios para el 2035

Montañas deforestada en el Massif de la Hotte, Haití.
Foto de Eladio Fernández.

Nuevos hallazgos indican que a las tasas actuales de deforestación, todo el bosque primario de Haití se habrá ido en las próximas dos décadas, lo que conducirá a la pérdida de la mayoría de las especies endémicas del país.   El estudio fue escrito por investigadores de la Universidad de Temple, la Universidad Estatal de Oregón, el Servicio Forestal de EE UU y la Société Audubon Haití, una organización de conservación sin fines de lucro con sede en Haití. Sus resultados fueron publicados recientemente en Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Al analizar fotografías aéreas e imágenes satelitales, los investigadores descubrieron que la cubierta forestal primaria en Haití se redujo de 4.4 por ciento en 1988 a solo 0.32 por ciento en 2016. Informan que 42 de las 50 montañas más grandes de Haití han perdido todos sus bosques primarios y el país ya está experimentando una extinción masiva de su vida silvestre debido a la pérdida de hábitat.

"Haití es reconocido por tener la mayor proporción de anfibios amenazados en el mundo", dijo S. Blair Hedges, director del Centro de Biodiversidad de la Universidad de Temple y autor principal del estudio, en una entrevista con Mongabay. "Y éso es en gran parte debido a la deforestación".

Rana de pecho moteado de Macaya (Eleutherodactylus thorectes), en peligro crítico de extinción, es una de las especies endémicas de Haití que vive en bosques primarios.
Imagen cortesía de Claudio Contreras.
La rana verde de nariz corta (Eleutherodactylus brevirostris) en peligro crítico de extinción se encuentra solo en los bosques primarios de una pequeña cadena montañosa en Haití.
Imagen cortesía de Claudio Contreras.
Otras especies en riesgo incluyen el solenodon hispanolano (Solenodon paradoxus), un mamífero nativo de la isla La Hispaniola. Uno de los mamíferos más antiguos del planeta, el solenodon sobrevivió al evento de extinción masiva que aniquiló a los dinosaurios.  Pero no le está yendo bien en el mundo de hoy.

"Está casi extinto", dijo Hedges. "Es muy, muy difícil de encontrar". Sin embargo, el equipo sí vio evidencia reciente de uno en el bosque primario montañoso durante una evaluación de biodiversidad hecha entre 2009 y 2015.  En total, la encuesta arrojó 28 especies que son endémicas de montañas específicas, incluidas varias nuevas especies de ranas. Hedges dice que probablemente hubo muchos más, pero a medida que su hábitat desapareció, ellas también lo hicieron.

Solenodón con un collar de radio para observar sus movimientos.
Foto de Tiffany Roufs.
"Desafortunadamente, montañas enteras han sido deforestadas antes de que los biólogos las hayan inspeccionado, por lo que es casi seguro que hay muchas más especies que nunca sabremos", dijo Hedges.

Junto con las extinciones de animales únicos que no se encuentran en ningún otro lugar, la deforestación de Haití tiene otra consecuencia: deslizamientos de tierra e inundaciones. Los investigadores observaron que sin las raíces de los árboles para retener el suelo, las montañas tienden a perder la capa superior del suelo debido a la erosión poco después de la deforestación. Y sin árboles para absorber el agua de lluvia, las áreas de tierras bajas son mucho más propensas a inundaciones catastróficas.

"Cientos de miles de haitianos mueren cada año a causa de las inundaciones que están en gran medida relacionadas con la deforestación", dijo Hedges. Señaló un evento de inundación en 2004 que mató a más de 1.200 personas en una sola ciudad.

Hedges dice que la deforestación de Haití está impulsada en gran medida por la agricultura a pequeña escala y la producción de carbón.  Alrededor de 11 millones de personas viven en Haití, y muchas de ellas dependen del carbón de leña como combustible y de la agricultura de subsistencia para alimentarse. A medida que las tierras bajas perdieron sus árboles, la gente comenzó a deforestar más y más en las montañas.

Incluso las áreas protegidas no son inmunes a la deforestación. Hedges recordó haber conocido a un guardabosques hace unos años en el Parque Nacional Pic Macaya, uno de los últimos sitios de bosque primario en Haití.  "Nos dijo que solo había 20 de ellos [guardabosques], pero en cualquier momento hay al menos 200 equipos de cortadores de árboles en todo el parque, es un área realmente grande, y todos tienen armas, pero los guardabosques no". 

Bosque primario en Montagnes Macaya en el Massif de la Hotte, una zona rica en biodiversidad.
Foto de Cludio Contreras.

En su estudio, Hedges y sus colegas escriben que los dos parques nacionales originales de Haití, Pic Macaya y La Visite, perdieron entre 60 y 75 por ciento de su cubierta forestal primaria desde que fueron declarados áreas protegidas hace 35 años. Los investigadores dicen que se necesita un mejor monitoreo si se pueden salvar los bosques, particularmente los bosques primarios.

"El bosque primario es crítico para mantener gran parte de la biodiversidad del mundo, y su pérdida es la mayor amenaza para la supervivencia de las especies, incluso si el bosque primario luego se reemplaza por el crecimiento secundario" por actividades de reforestación, escriben.

Los investigadores señalan que incluso los lugares donde se deja en pie parte de un bosque primario quedan rápidamente sin bosques debido a la degradación. "Sin embargo, los hábitats ligeramente alterados podrían proporcionar líneas de vida para algunas especies si se protegen y se les permite recuperarse".

__________________
Fuente original: Hedges, S. B., Cohen, W. B., Timyan, J., & Yang, Z. (2018). Haiti’s biodiversity threatened by nearly complete loss of primary forest. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201809753.

Adaptado de artículo de Carinya Sharples y Morgan Erickson-Davis en Mongabay, Nov. 9 2018

Entradas más populares de este blog

Una cucharadita de suelo del Amazonia rebosa de hongos

Formación de montañas y monzones ayudan a crear zonas de alta biodiversidad

¿Cuáles son los beneficios de los humedales?