¿Cuáles son los beneficios de los humedales?

Basado en artículo de , de The Conversation

Imagen de Herbert Aust from Pixabay

El Día Mundial de los Humedales, el 2 de febrero, marca la fecha en que 18 naciones firmaron la Convención sobre los Humedales en 1971, en la ciudad iraní de Ramsar, a orillas del Mar Caspio. Desde entonces, científicos han demostrado que los humedales brindan muchos servicios valiosos, desde proteger las costas contra las inundaciones hasta filtrar el agua y almacenar carbono. A medida que gobiernos tratan de despojar la protección legal a muchos arroyos y humedales en los EE. UU., y humedales siguen siendo destruídos por todo el mundo, ofrecemos cinco artículos que describen los muchos beneficios que brindan estos cuerpos de agua.

1- Absorben el agua de inundaciones

Los humedales bordean las costas en muchas partes del mundo. Actúan como esponjas naturales que absorben las aguas de inundaciones y absorben la fuerza de marejadas ciclónicas, protegiendo a comunidades tierra adentro. En el 2017, los investigadores Siddharth Narayan y Michael Beck,  cuantificaron el valor de estas funciones. Utilizando modelos de marejadas ciclónicas de la industria de seguros de propiedades, calcularon que durante el huracán Sandy en 2012, los humedales a lo largo de la costa atlántica de EE. UU. evitaron más de 625 millones de dólares en daños directos a la propiedad al reducir la marejada ciclónica. También estimaron que las marismas en Barnegat Bay, Nueva Jersey redujeron pérdidas anuales por inundaciones durante tormentas más pequeñas en un promedio del 16% y hasta un 70% en algunos lugares.

Durante el tsunami del 26 de diciembre del 2004 en el océano Índico, se observó un efecto bien dramático del efecto protector de los manglares costeros.  Muchos manglares fueron destruídos en la region de Banda Aceh, Indonesia, pero otros quedaron casi intactos y protegieron la tierra sólida detrás de ellos.  Se ha calculado que un manglar de tan sólo 10 años en una franja de unos 500 metros de ancho puede reducir la fuerza hidrodinámica de un tsunami  hasta en un 70%.

Manglares de frente al mar fueron dañados pero los de más atrás resistieron mejor después del tsunami.  Aún después de dañados, los manglares no fueron desraizados lo que les permitió que produjeran hojas, de nuevo, en poco tiempo.
Fuente de image: F.Dahdouh-Guebas y colaboradores. 2005


2- Un lodo rico en carbono

 Los humedales almacenan grandes cantidades de carbono en los tejidos de las plantas y en sus suelos. Pero como señalan el experto en clima William Moomaw y los científicos de humedales Gillian Davies y Max Finlayson, ningún acuerdo mundial sobre el cambio climático exige la protección de los humedales como una forma de frenar el cambio climático. Y en todo el mundo, los humedales son constantemente drenados, represados y pavimentados.

El carbono acumulado en los humedales, provenientes de la descomposición de plantas y animales, experimenta una descomposición anaeróbica muy lenta, lo que facilita que se acumule más rápido que lo que naturalmente se puede descomponer.  Se estima que los humedales tienen de 20-30% de todo el carbón almacenado en los suelos.  Esto los hace un sumidero de carbono de importancia vital en la protección del cambio climático.

3- Bancos de "Carbón Azul"

Los bosques de manglares, que crecen en agua salada en las regiones tropicales, son especialmente eficaces en acaparar "carbono azul", llamado así para distinguirlo del almacenamiento de carbono "verde" en la tierra. Los científicos de la Universidad Estatal de Louisiana, Robert Twilley y Andre Rovai, estiman que "la madera y el suelo de los bosques de manglares a lo largo de las costas del mundo contienen 3 mil millones de toneladas métricas de carbono, más que los bosques tropicales".

El desarrollo costero es una enorme amenaza para los manglares, ya sea para casas de vacaciones en Florida o granjas de acuicultura en Asia. Twilley y Rovai estudiaron qué tipo de manglares eran los más efectivos para almacenar carbono. Al comparar las condiciones en diferentes entornos donde florecen los manglares, determinaron que los deltas de los ríos y los estuarios ofrecen las mejores condiciones para el crecimiento de los manglares y la absorción de carbono:

“En general, los manglares en las costas deltaicas como el delta del río Mississippi, el Amazonas en Brasil y los Sundarbans en India y Bangladesh pueden secuestrar más carbono anualmente que cualquier otro ecosistema acuático o terrestre del mundo. Estos son los puntos críticos de carbono azul del mundo ".

4- Los manglares versus los pantanos

Los manglares de hecho se están beneficiando del cambio climático en algunas regiones, como Florida y el Golfo de México. La bióloga de la Universidad de Villanova, Samantha Chapman, ha descubierto que los manglares son cada vez más abundantes en estas áreas, moviéndose a zonas anteriormente dominadas por marismas saladas, que normalmente se encuentran en zonas más frías.

Los manglares protegen las costas de forma más eficaz contra grandes olas, por lo que este cambio no es necesariamente perjudicial. Sin embargo, como dice Chapman,
“Es importante señalar que las plantas de los pantanos proporcionan hábitats importantes para numerosas especies de aves y peces. Aún no sabemos cómo les irá a estos animales a medida que los manglares reemplacen a las marismas, ni entendemos todavía otras desventajas de los cambios en el rango de plantas debido al cambio climático ".
 Además, señala que los manglares no construyen nuevas costas lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con el aumento del nivel del mar en todos los lugares. Como muestran sus hallazgos, todavía hay mucho que aprender sobre cómo el cambio climático afectará a los diferentes tipos de humedales en varios lugares.

5- Grandes funciones para pequeños riachuelos

Los humedales no sólo se encuentran a lo largo de las costas. Muchos ríos importantes, como el Mississippi y el Amazonas, comienzan como redes de pequeños arroyos, algunos de los cuales pueden fluir solo durante ciertas estaciones o cuando llueve. Pero, como explica la geocientífica de la Universidad Estatal de Colorado, Ellen Wohl, suceden muchas cosas en estos pequeños afluentes y humedales aislados que afectan a los ríos más grandes aguas abajo:
“Organismos maravillosamente adaptados en arroyos secos esperan períodos en los que fluye agua que les da vida. Cuando llega el agua, estas criaturas entran en acción. … Los anfibios bajan de los bosques a humedales primaverales inundados temporalmente para reproducirse. Los peces diminutos, como los pececillos cobrizos (brassy minnows) ... se reproducen rápidamente y ponen huevos que luego se convierten en peces maduros en un corto período de tiempo ".
Pececillos (brassy minnows) econtrados por los arroyuelos del norte de los Estados Unidos y Canadá.
Viven en aguas de corriente lentas y frías, lagunas de inundación cerca de ríos, etc.
Fuente:  Ellen Wohl, CC BY-ND
Los pequeños canales en las redes fluviales también albergan microbios que son muy buenos para eliminar contaminantes del agua. Y estos canales desaceleran las fuertes lluvias, permitiendo que el agua penetre en el suelo y reduciendo el riesgo de inundaciones río abajo.

La eliminación de protección gubernamental para muchos de estos pequeños arroyos y humedales, como ha sucedido en los Estados Unidos, sostiene Wohl, "despojará a los ríos de su capacidad de proporcionar agua lo suficientemente limpia para sustentar la vida, y mejorará la espiral de inundaciones cada vez más dañinas que ya está ocurriendo en todo el país".

Entradas más populares de este blog

Una cucharadita de suelo del Amazonia rebosa de hongos

Formación de montañas y monzones ayudan a crear zonas de alta biodiversidad

Cómo aprender sobre peces nos puede ayudar a salvar la Amazonia