El cambio climático podría complicar los objetivos de conservación de biodiversidad

 College of Forestry and Conservation, Universidad de Montana,
4 de Octubre 2021

Investigaciones de la Universidad de Montana sugieren que el cambio global puede complicar el plan de conservar el 30% de la Tierra para el 20320.
Imagen: NASA

En un nuevo estudio publicado en la revista Communications, Earth & Environment, investigadores de la Universidad de Montana exploran cómo el cambio climático podría desafiar los esfuerzos para proteger la biodiversidad dentro de la red de áreas protegidas mundial. El equipo examinó cómo cambios potenciales en ecorregiones y biomas, causados ​​por el cambio climático, podrían cambiar sus representaciones en la red mundial de áreas protegidas. También consideraron las implicaciones para los objetivos de conservación que requieren que el 30% de los hábitats de la Tierra estén protegidos formalmente para 2030.

"En su nivel más básico, este estudio intenta comprender qué significarán los cambios en la distribución de las ecorregiones y biomas de la Tierra para la capacidad de conservar y proteger la diversidad biológica utilizando áreas protegidas", dijo Solomon Dobrowski, autor principal del artículo y profesor de ecología forestal en el WA Franke College of Forestry and Conservation de la Universidad.

Los científicos han dividido las áreas terrestres de la Tierra en aproximadamente 800 ecorregiones. Una ecorregión es un ecosistema definido por una geografía y biota distintivos. Estas combinaciones de plantas y animales actúan como alternativas para estudiar la biodiversidad del planeta y proporcionan un medio para que científicos, organizaciones internacionales y países rastreen si las áreas protegidas representan la biodiversidad del planeta.

Los países de todo el mundo utilizan diversas terminologías de áreas protegidas para conservar la biodiversidad, dijo Dobrowski, como los parques nacionales en los EE. UU. Pero una cosa que todos tienen en común son los límites fijos que delimitan un lugar en el terreno.  El cambio climático probablemente afectará los ecosistemas que están representados en las áreas protegidas pero no está claro cómo. Tampoco está claro cómo éso podría afectar la eficacia de las estrategias de conservación que dependen de las áreas protegidas, como el borrador del Marco de Diversidad Global Post-2020 de las Naciones Unidas, mejor conocido como "30 para el 30", que exige la protección permanente del 30% de la Tierra para el año 2030 mediante la ampliación de la red de áreas protegidas, entre otras iniciativas. 

“La ONU, en coordinación con muchos países y organizaciones internacionales de conservación, está promoviendo la expansión de la red de áreas protegidas para que el 30% de todas las ecorregiones estén protegidas para el 2030”, dijo Dobrowski. “Pero, ¿qué sucede cuando las plantas y los animales, y por lo tanto las ecorregiones, se mueven con el tiempo para buscar un clima óptimo, pero los límites del área protegida permanecen fijos en su lugar?

“Incluso si el 30% de una ecorregión determinada puede estar protegida ahora, a medida que las ecorregiones cambian en respuesta al cambio climático, esa protección y representación dentro de la red de áreas protegidas cambiará”, dijo.

Para abordar estas preguntas, los científicos utilizaron "análogos espaciales" del clima, ubicaciones actuales que comparten climas similares a los proyectados para una ubicación en el futuro, para examinar cómo un aumento de 2 grados Celsius en las temperaturas globales podría alterar la distribución de las ecorregiones. Luego, los científicos analizaron lo que esos cambios podrían significar para lograr 30 para el 30.

Descubrieron que aproximadamente la mitad de la superficie terrestre de la Tierra experimentará condiciones climáticas que se corresponden a diferentes ecorregiones.  "El cambio climático tiene el potencial de cambiar drásticamente los ecosistemas del planeta", dijo Dobrowski. “Proyectamos para mediados de siglo que más del 50% de las ecorregiones a nivel mundial tendrán un clima asociado con una ecorregión totalmente diferente. Cuando miramos el mundo que nos rodea vemos ecosistemas que estamos acostumbrados a ver. Creemos que son estables, pero no lo son. Y ese tipo de cambios desafiarán nuestra capacidad para conservar la biodiversidad a nivel mundial ".

Los autores recomiendan que los esfuerzos para proteger la biodiversidad deben considerar explícitamente cómo el cambio climático generará cambios en los patrones de la biodiversidad.

Para extender sus resultados de manera más amplia, el grupo también creó una herramienta en línea, El Atlas Analógico (Analog Atlas), para informar al público sobre las formas en que el cambio climático podría alterar los ecosistemas donde viven y juegan. Los análogos del clima contextualizan el cambio climático haciendo una pregunta simple: "¿Dónde puedo encontrar el clima de mi futuro, hoy?" Dijo Dobrowski.   Usuarios pueden seleccionar cualquier área terrestre en el mundo y ver otra ubicación donde el clima actual coincide con las condiciones futuras previstas para esa ubicación seleccionada.

"El Atlas Analógico”, dijo el coautor Sean Parks del Instituto de Investigación Aldo Leopold Wilderness "permite a los usuarios conceptualizar el cambio climático a través de mapas, vistas de la calle y estadísticas, como los cambios esperados en la cantidad de días calurosos, noches heladas y días propicios para incendios".


Basado en artículo de la Universidad de Montana.  Lea el original en inglés.

Entradas más populares de este blog

Luchar contra la pobreza puede ayudar a controlar la deforestación

¿Qué significa, realmente, conservación?

¿Qué es una "extinción masiva"? Y ¿Estamos en una, ahora?