Buenas noticias para las monarcas

Imagen de Pixabay.

Las mariposas monarca orientales pasan sus meses de invierno en el centro de México. Cada primavera, se embarcan en una larga migración multi-generacional que los lleva a los Estados Unidos e incluso al sur de Canadá, donde se reproducen. Las mariposas pasan por varias generaciones antes de que eventualmente migren de regreso a México.

Hace veinticinco años, las monarcas que pasaban el invierno en México cubrían casi 18 hectáreas de bosque en ese país.. La superficie cubierta, que ha sido inspeccionada anualmente desde 1993, es un indicador aproximado del número real de mariposas que sobreviven al difícil proceso de migración. En 2013, las monarcas ocuparon solo 0.6 hectáreas de bosque mexicano. Se consideró que las mariposas estaban al borde de la extinción.

En diciembre pasado, el conteo de monarcas encontró 2.8 hectáreas cubiertos por mariposas, un aumento de más de un tercio con respecto al invierno anterior. La población parece estar recuperándose constantemente, aunque las cifras siguen siendo sustancialmente más bajas que los niveles observados en la década de 1990.  También es importante que las monarcas del oeste no han experimentado este ligero aumento y sus números siguen bajando. 

Las mariposas están luchando con múltiples problemas. Sigue habiendo escasez de algodoncillo (milkweed o Asclepias), la única fuente de alimento para las orugas, en sus lugares de reproducción a lo largo de su ruta migratoria. El clima más extremo provocado por el cambio climático es otro desafío, y la tala ilegal en su hábitat de hibernación en México también se ha convertido en una amenaza.

Después de que la población de mariposas se desplomara en 2013, los esfuerzos de conservación se aceleraron con una gran cantidad de plantaciones de algodoncillo en los EE. UU. y Canadá, y medidas enérgicas contra los cazadores furtivos de madera en México.

La notable migración multigeneracional de monarcas es un fenómeno delicado que puede verse interrumpido por muchas cosas diferentes. Los monarcas orientales todavía están en grave peligro, pero la tendencia actual parece ser positiva.


Basado en artículo de EarthWise. Lea el original en inglés.

Entradas más populares de este blog

¿Qué es una "extinción masiva"? Y ¿Estamos en una, ahora?

Las libélulas y caballitos del diablo desaparecen según perdemos humedales

El café, las abejas y el cambio climático: muchas piezas en el juego