Manglares y cambio climático

Foto de Daniel Hartwig via Flickr. 


Los bosques de manglares juegan un papel vital en la salud de nuestro planeta. Estos bosques costeros son los segundos ecosistemas más ricos en carbono del mundo. Un trozo de manglar del tamaño de una cancha de fútbol puede almacenar más de 1,000 toneladas de carbono. Lo hace capturando carbono del aire y almacenándolo en hojas, ramas, troncos y raíces.

Los bosques de manglares sólo crecen en latitudes tropicales y subtropicales cerca del ecuador porque no pueden soportar temperaturas bajo cero. Estos bosques se pueden reconocer por su densa maraña de raíces que hacen que los árboles parezcan estar parados sobre pilotes sobre el agua. Estas raíces permiten que los árboles manejen las subidas y bajadas diarias de las mareas. La mayoría de los manglares se inundan al menos dos veces al día. Las raíces también ayuda a hacer el movimiento de las aguas de marea más lento, lo que permite que sedimentos se asienten y acumulen en el fondo fangoso. Los bosques de manglares estabilizan las costas, reduciendo la erosión causada por tormentas, corrientes, olas y mareas.

Un nuevo estudio de la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido analizó los efectos del cambio climático sobre cómo se almacena el carbono en los bosques de manglares. En los ecosistemas de manglares, una variedad de organismos descomponen la madera caída. Estos incluyen hongos, larvas de escarabajos y termitas. Más cerca del océano, almejas de la familia Teredinidae ayudan a degradar el material orgánico.

El cambio climático está interrumpiendo estos procesos al menos de dos maneras. El aumento del nivel del mar está cambiando la forma en que se acumulan los sedimentos y el aumento de la acidez de los océanos está disolviendo los caparazones de organismos marinos como las almejas.

Los bosques de manglares son cruciales para mitigar el cambio climático, y los cambios en el funcionamiento del ciclo del carbono de esos ecosistemas son una amenaza para su capacidad de realizar esa función.



Basado en artículo de EarthWise del 3 de agosto, 2022

Entradas más populares de este blog

¿Qué es una "extinción masiva"? Y ¿Estamos en una, ahora?

Las libélulas y caballitos del diablo desaparecen según perdemos humedales

El café, las abejas y el cambio climático: muchas piezas en el juego