Los líquenes son mucho más jóvenes de lo que pensaban los científicos.

Adaptado del Field Museum Press Release del 15 de Noviembre, 2019


Liquen Evernia prunastri. Imagen de Marc PascualPixabay
Probablemente hayas visto un liquen, incluso si no te diste cuenta. Si alguna vez deambulaste por el bosque y te preguntaste qué eran las costras de los árboles o las rocas, son líquenes, una combinación de algas y hongos que viven juntos casi como si fueran un solo organismo. Y dado que pueden crecer en rocas desnudas, los científicos pensaban que los líquenes fueron algunos de los primeros organismos en llegar a la tierra desde el agua, cambiando la atmósfera del planeta y allanando el camino para las plantas modernas. Un nuevo estudio publicado en la revista Geobiología revierte esta historia al profundizar en el ADN de las algas y hongos que forman líquenes y muestra que los líquenes probablemente evolucionaron millones de años después de las plantas.

"Cuando observamos los ecosistemas modernos, y vemos una superficie desnuda como una roca, a menudo los líquenes son lo primero que crece allí, y eventualmente las plantas también crecerán allí", dice Matthew Nelsen, autor principal del artículo e investigador científico en el Field Museum. "Se ha pensado que quizás esa era la forma en que ocurria la colonización de la tierra, pero estamos viendo que los líquenes, en realidad, llegaron más tarde al juego que las plantas".
Caloplaca marina, liquen crustoso, crece como una costra anaranjada sobre
una roca.  Fuente imagen: Rosser 1954 Roger Griffith 

Hace cuatrocientos ochenta y cinco millones de años, la Tierra era muy diferente de lo que vemos hoy. Casi nada vivía sobre la tierra. Pero los líquenes pueden vivir en condiciones extremas. Pueden crecer en rocas desnudas y descomponerlas, ayudando a crear el suelo que necesitan las plantas  con raíces (llamadas "plantas vasculares"). Los científicos pensaron que los líquenes deben haber llegado a la tierra antes que las plantas vasculares y haber hecho el ambiente más hospitalario. Pero el trabajo de Nelsen y sus colegas cuestiona esta línea de tiempo.

Nelsen no se propuso alterar el estado del liquen como de los primeros colonizadores de la tierra. Inicialmente estaba interesado en descubrir cómo surgió la relación entre algas y hongos que forma los líquenes. Si los líquenes pudieran actualizar su estado de relación en Facebook, definitivamente sería "es complicado". Son un producto de simbiosis, una relación en la que dos especies viven juntas y ambas se benefician. En este caso, las algas, especialmente cianobacterias, proporcionan alimento y los hongos las envuelven creando un refugio y suministrando ciertos nutrientes. "La pregunta de cuándo evolucionaron los líquenes y cuántas veces los hongos evolucionaron la capacidad de formar relaciones simbióticas con las algas ha sido un poco polémica en el pasado", dice Nelsen.

Pero para determinar con precisión cuándo evolucionaron los líquenes, los científicos necesitaron examinar la historia evolutiva de los hongos y las algas que los componen. Los primeros registros fósiles de líquenes no son muy claros; es difícil distinguir los fósiles de líquenes de otros fósiles, y todos los fósiles que los científicos saben con certeza que son líquenes son más jóvenes que los fósiles de plantas complejas más antiguos. Entonces, los investigadores utilizaron los fósiles disponibles para extrapolar las edades de los árboles genealógicos de hongos y algas formadores de líquenes. Compararon estos árboles genealógicos con edades de plantas fósiles. El veredicto: los líquenes probablemente evolucionaron mucho después de las plantas complejas.

“Los líquenes no son tan viejos como pensábamos que eran. Son un tipo de simbiosis más joven y nuevo y no han existido desde siempre, cubriendo la tierra mucho antes de que hubiera plantas y animales corriendo ”, dice Nelsen.

Descubrir la edad de los líquenes deja en claro que el patrón de los líquenes modernos que aparecen en las rocas antes que las plantas no significa que los líquenes evolucionaron antes que las plantas. "Nos proporciona una instantánea de lo que estaba sucediendo en los años temprano de la vida sobre la Tierra, y cuando algunos de estos grupos comenzaron a aparecer", dice Nelsen. Y dado que los líquenes que crecen en el suelo pueden hacer el suelo más húmedo, mantienen el suelo en su lugar afectan el tipo de nutrientes presentes en el suelo, al aprender cuándo llegaron los líquenes a la escena, nos da una imagen más clara del mundo en el que evolucionaron las plantas complejas.

Al comprender cómo era la Tierra hace cientos de millones de años, podemos examinar cómo ha cambiado y obtener más información sobre el estado actual de nuestro planeta. Para los investigadores, es similar a la sensación que puede tener al aprender sobre la historia familiar a través de un kit de ADN ancestral.

"Cambia nuestra comprensión de la evolución temprana de los ecosistemas complejos en la Tierra", dice Nelsen.

Entradas más populares de este blog

Una cucharadita de suelo del Amazonia rebosa de hongos

Formación de montañas y monzones ayudan a crear zonas de alta biodiversidad

Cómo aprender sobre peces nos puede ayudar a salvar la Amazonia