Por qué es tan importante proteger la naturaleza y biodiversidad

Imagen de NatureFriend en Pixabay

En diciembre de este año, 2022, dignatarios y científicos de  cerca de 200 países se encuentran en Montreal, Cánada, tratando de buscar una forma de proteger la naturaleza del planeta.  Es importante entender cuáles son los riesgos cuando los ecosistemas, animales y plantas desaparecen.

Cuando hablamos de biodiversidad, nos referimos a la diversidad biológica y genética de todos los seres vivos y ecosistemas del planeta. Los seres vivos incluyen plantas y animales, así como hongos y microorganismos que se encuentran en el suelo. Forman parte de una amplia gama de ecosistemas que incluyen la Antártida congelada, las selvas tropicales, el desierto del Sahara, los humedales de manglares, los bosques de de Europa Central y Norte-América y diversas regiones marinas y costeras de todo el mundo.

Estos hábitats proporcionan a los humanos muchas cosas necesarias para vivir, como agua, alimentos, aire limpio y medicinas. Colectivamente, se conocen como servicios de los ecosistemas y también dependen de la interacción de la diversidad de especies. Si algún elemento individual desaparece, por ejemplo cuando una especie se extingue, estos servicios que brinda la naturaleza pueden, en el peor de los casos, también desaparecer para siempre.

¿Cómo depende nuestra vida de la naturaleza?

Sin algas o árboles, no habría oxígeno. Y sin insectos para polinizar las plantas, nuestras cosechas serían, en el mejor de los casos, escasas. Más de dos tercios de todos los cultivos, incluidas muchas frutas y verduras, café y cacao, dependen de polinizadores naturales como los insectos. Pero ya hoy, un tercio de todas las especies de insectos en todo el mundo están en peligro de extinción.

Nuestra propia existencia es debida a los servicios que brinda la naturaleza, y por lo general los damos por sentado. Tradicionalmente prestamos atención a la desaparición de grandes animales y bosques de importancia global sin notar el destino de pequeños organismos y de bosques más locales.


Principales factores asociados en la disminución en la población de insectos.
Datos globales en porcentaje.
Fuente Sanchez-Bayo y Wyckhuys. 2019. Biological Conservation 232:8-27

Según un estudio, hasta el 70% de las cosechas del mundo dependen directa o indirectamente de humedales intactos y manglares, en parte porque protegen de las inundaciones la tierra utilizada para cultivar alimentos.

Biodiversidad mundial bajo amenaza extrema

La Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) estima que hay al menos 8 millones de especies en todo el mundo, pero ha advertido que hasta 1 millón podría extinguirse para 2030. La pérdida de biodiversidad ya ha alcanzado un ritmo alarmante: uno especie, en promedio, está desapareciendo cada 10 minutos. Según los investigadores, estamos en medio de la sexta extinción masiva del mundo.

En todo el mundo, la población de mamíferos salvajes se redujo en un 82 %, según IPBES. Es aún peor para las plantas y los animales de agua dulce, que han disminuido en un 83 % en los últimos 50 años; en América Central y del Sur, esa cifra llega al 94 %, según el grupo ambientalista WWF.

Los humanos son los responsables de la extinción de las especies

Ya se ha estudiado que a través de la agricultura, compactación del suelo, la tala de bosques, la pesca excesiva, la introducción de toxinas en la naturaleza y la propagación de especies invasoras por parte de los humanos, la tasa de extinción actual es hasta 100 veces mayor de lo que sería sin interferencia humana.

Elizabeth Maruma Mrema, secretaria ejecutiva de la Convención de la ONU sobre la Diversidad Biológica, es bastante clara en su opinión de que nosotros tenemos la culpa. "El 97 por ciento de la biodiversidad global se degrada como resultado de la acción humana sobre esa biodiversidad". Y su lista de estadística es alarmante: el 75 % de la superficie terrestre de la Tierra y el 66 % de los océanos del mundo están actualmente degradados, el 85 % de todos los humedales están degradados o ya han desaparecido y la mitad de todos los arrecifes de coral han muerto. Y estas cifras ni siquiera tienen en cuenta la cantidad de plástico que hay en el planeta, agregó Mrema.

La pérdida de biodiversidad amenaza el futuro de la humanidad

La pérdida de nuestros recursos naturales es una de las amenazas actuales mas graves para la humanidad. Muchos organismos ya están extintos, por lo que tenemos que actuar rápidamente. Una vez se haya extinguido una especie, esta se fue para siempre. 

El equilibrio de la naturaleza no se derrumba de la noche a la mañana cuando una especie desaparece de un ecosistema, pero sí comienza a cambiar. "Cuanto más reducimos el número de especies, más susceptible se vuelve un sistema a la interrupción", dijo Andrea Perino del Centro Alemán para la Investigación Integrativa de la Biodiversidad Halle-Jena-Leipzig, en el este de Alemania.

Los ecosistemas, como el clima, también tienen puntos de inflexión que pueden resultar en la transformación radical e imparable de nuestro mundo, dijo Hole. Un ejemplo es la selva amazónica. Después de que el bosque ha sido talado extensivamente, los focos aislados que quedan encuentran cada vez más difícil recuperarse. Eso, a su vez, aumenta el riesgo de que toda la selva tropical se derrumbe.

Areas deforestadas por añoen la Amazonia.
Fuente: TerraBrasilis. INPE.

Y, sin embargo, las selvas tropicales como la Amazonía albergan alrededor de dos tercios de todas las especies conocidas en todo el mundo, y son extremadamente importantes cuando se trata de regular el clima global.

Proteger la naturaleza es en nuestro propio interés

Sin un esfuerzo masivo para detener el colapso de la biodiversidad en curso, la base natural de la vida humana se perderá a un ritmo sin precedentes, con consecuencias a largo plazo para prácticamente todas las facetas de vida en la Tierra.

La mitad de toda la producción económica mundial depende directamente de la naturaleza, dijo Mrema de la Convención de la ONU sobre la Diversidad Biológica. "Estamos acabando con esa biodiversidad, [aunque] nuestra vida, nuestra economía y nuestra salud dependen de ella".



Basado en artículo de Jeannette Cwienk de la DW 

Entradas más populares de este blog

Las libélulas y caballitos del diablo desaparecen según perdemos humedales

¿Qué es una "extinción masiva"? Y ¿Estamos en una, ahora?

Un suelo saludable es saludable para nosotros